Descubriendo los chiles picantes.

¡Hola a tod@s!

Bancal de chiles junto a aromáticas.

Bancal de chiles junto a aromáticas.

Hoy quiero mostraros cómo la vida en el campo te empuja a aprender cosas nuevas. Hace unos meses plantamos unas cuantas semillas de diferentes chiles picantes en una maceta. Para nuestra sorpresa germinaron y trasplantamos las plantitas a la tierra, junto a las aromáticas y los aloes, le pusimos riego por goteo y a esperar.

Chile de árbol

Chile de árbol

Nuestra sorpresa fue enorme cuando esas plantitas empezaron a producir chiles serranos, jalapeños y de árbol en tal cantidad que no dábamos abasto a comerlos.  Tampoco tuvimos mucho éxito al ofrecerlos puesto en España no comemos mucho picante.

Así que nos preguntamos, qué hacer con tanto chile.

La respuesta vino rápida. Encontramos por internet una par de recetas para preparar chiles en vinagre y chiles en escabeche y nos pusimos manos a la obra. Hicimos una vez, nos gustaron y hemos repetido. Estas son las conservas de chiles en vinagre recién hechas.

Chiles verdes en vinagre

Chiles verdes en vinagre

La otra opción era secar los chiles más maduros de color rojo fuego “enristrándolos” como las ñoras. Como sabía que mi madre enristraba ñoras en su época, le pedí ayuda y los tenemos secando en la terraza acristalada de su casa, bien ventilada y con buena temperatura para que sequen bien. De este modo ya tenemos chiles jalapeños secos, chiles serranos, chiles de árbol y nuestra pequeña guindilla cayena.

Detalle de chiles jalapeños rojos secando.

Detalle de chiles jalapeños rojos secando.

Ristras de chiles diferentes.

Ristras de chiles diferentes.

Ahora me siento mucho mejor por haber podido conservar este manjar que añado a muchas comidas para darles ese toque exótico.

Además estoy descubriendo sus propiedades beneficiosas para la salud y no dejan de sorprenderme. ¿Sabías que los chiles tienes mucha vitamina C? Casi 6 veces más que una naranja. También tiene vitamina A, potasio, hierro y es rica en betacarotenos, un antioxidante beneficioso para la piel, ojos, sistema inmunológicos y sistema cardiovascular.

Por otro lado la sustancia que provoca el picante se llama capsaicina, una sustancia analgésica, anti-cancerígena y anticoagulante. Esta sustancia utilizada en farmacia para tratar arrugas, problemas cardiovasculares y tics faciales. Por otro lado activa el metabolismo y a pesar de lo que se piensa, no es mala para el estómago. También libera endorfinas en el cerebro, lo que fomenta el buen humor. Las cremas que contienen capsaicina se utilizan como antiinflamatorios y en tratamientos para la artritis. De hecho, la hermana de mi amiga Reme me compró unos chiles para hacer una crema analgésica contra el dolor.

 Como advertencia recomiendo, por propia experiencia que al manipular chiles no nos toquemos zonas sensibles como los ojos, puesto que puede causar molestias.

Para terminar quiero daros un truco para evitar excesos de picante. La capsaicina se encuentra principalmente en las semillas y venas del chile, así que si lo retiráis antes de comerlo podréis disfrutar de esta delicia culinaria con más suavidad.

Hasta pronto.

Un comentario en “Descubriendo los chiles picantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s